¿Conoces las propiedades de la vitamina C para la piel?

Autor: colvitae / Belleza y bienestar / 0 comentarios

Asociar la vitamina C a la cura de los resfriados es algo muy común y hasta los niños saben que las naranjas son fuente de vitamina C, buena para la salud. Pero no todos conocen las demás propiedades de este elemento esencial para nuestras células. ¿Sabías, por ejemplo, que la vitamina C es fundamental para la salud y belleza de nuestra piel?

Vitamina C, propiedades y beneficios

La vitamina C, que verás en las etiquetas con el nombre de ácido ascórbico,

es largamente utilizada en la industria alimentaria. Eso no solo por sus propiedades beneficiosas sino por su poder antioxidante que permite conservar los alimentos por más tiempo.

La función que ejerce en nuestro organismo es muy similar, puesto que es la vitamina antioxidante por excelencia y su déficit está a la base de muchas enfermedades. Tomar alimentos ricos en vitamina C equivale a mantenerse sanos y vivir una larga vida.

A nivel celular, la vitamina C es esencial para el desarrollo de varias reacciones químicas para prevenir el envejecimiento precoz y mantener los tejidos sanos y en forma. Por eso, la industria cosmética es otra gran promotora de esta vitamina y cada vez más tratamientos aprovechan sus propiedades para el cuidado de la piel.

La vitamina C, de hecho, se considera indispensable en el proceso de formación del colágeno, la proteína que da firmeza a nuestra dermis.

¿Cuáles son las propiedades de la vitamina C para la piel?

Una de las propiedades de la vitamina C ya la hemos mencionado: su poder antioxidante. Esta propiedad es muy importante también para la piel, puesto que es uno de los órganos más expuesto a los daños oxidativos de los agentes atmosféricos y el primero en sufrir los efectos negativos del estrés.

¿Acaso no notas tu piel más luminosa y tersa cuando estás de vacaciones? Pues el estrés es un gran enemigo de la piel y la vitamina C nos ayuda a frenar sus efectos.

En estos casos, los suplementos a base de vitamina C enriquecidos con magnesio y colágeno son una verdadera fuente de energía y recuperación para la dermis.

Sobre la piel, la vitamina C tiene, además, una acción:

  1. Regeneradora: porque estimula la producción de colágeno y consecuentemente mejora la elasticidad de la piel.
  2. Hidratante: estimulando la producción de colágeno y la firmeza del tejido cutáneo garantiza una mejor hidratación de las células.
  3. Esclarecedora: el poder antioxidante atenúa las imperfecciones aclarando las manchas y previniendo los signos de la edad.

¿Cómo puedo mantener mi piel siempre joven y sana?

Una piel joven, tersa y luminosa es el resultado de muchos elementos. Sobre la salud y aspecto de tu dermis influyen factores hereditarios, la alimentación, la edad, los cuidados de belleza, el entorno en el que vives, el tipo de trabajo que desempeñas, los niveles de estrés, etc.

Mientras los elementos externos y hereditarios son más difíciles o a veces imposibles de controlar, desde un punto de vista interno puedes hacer mucho para mantener tu piel joven, empezando por seguir un estilo de vida más equilibrado.

Hoy en día en el mercado existen muchas opciones cosméticas que prometen resultados milagrosos. Si es cierto que este sector ha hecho muchos avances, también es verdad que seguir una alimentación equilibrada es imprescindible para que tu piel tenga un aspecto sano y joven por más tiempo.

Sobre todo después de los 35 años, cuando nuestras reservas de colágeno empiezan a disminuir, es importante cuidar la alimentación e integrar esta proteína con los suplementos adecuados.

Ya tienes unos motivos más para consumir vitamina C y, si quieres mimar tu piel este otoño, ¡ya sabes lo que necesita!

2018-07-05T04:45:02+00:00

Deje su comentario

Envío gratuito - Los precios de todos los productos son con envío gratis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenee nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies