En un post reciente hemos hablado de la vitamina C y sus propiedades antioxidantes. Esto es uno de los motivos por los que esta vitamina se emplea para la conservación de productos alimenticios para retardar su deterioro. De hecho, si te fijas en las etiquetas verás que se encuentra en muchos producto bajo el nombre de ácido ascórbico. Pero la vitamina C, además de su función de conservante, aporta otros interesantes beneficios para la salud.

En este artículo, queremos destacar el papel que tiene la vitamina C en la producción de colágeno en el organismo.

Funciones de la vitamina C, ¿cómo actúa en el organismo?

vitamina c funciones produccion colageno piel

La vitamina C es un nutriente muy importante para nuestra salud y equilibrio. En primer lugar, nos ayuda a defendernos de los efectos dañinos que tiene el estrés oxidativo sobre nuestras células. Si quieres saber más sobre este tema te sugerimos leer este post.

Otro papel importante de la vitamina C consiste en la estimulación del proceso de producción de colágeno. A este propósito, un reciente estudio (Orthop J Sports Med. 2018 Oct) ha sugerido que la vitamina C (ácido ascórbico) puede ser un suplemento útil para mejorar la síntesis de colágeno y mejorar, por ejemplo, los procesos de curación de los tejidos blandos en caso de lesiones musculoesqueléticas.

Estas dos funciones de la vitamina C para el ser humano, además de contribuir en la prevención de los daños del estrés oxidativo y acelerar el proceso de curación de heridas y lesiones, ayudan a:

  • Cuidar nuestras articulaciones.
  • Retardar los efectos del tiempo sobre piel, cabello y uñas.
  • Prevenir enfermedades gracias a su efecto protector sobre el sistema inmunitario.
  • Mejorar la absorción del hierro contenido en los alimentos de origen vegetal.

Vitamina C y producción de colágenocomplementos colvitae con vitamina c y colágeno hidrolizado

El colágeno es la proteína más abundante en el cuerpo humano. Se encuentra sobre todo en la piel, cabellos, huesos, cartílagos y en los tejidos blandos que actúan de pegamento entre nuestros órganos.

Se trata de una proteína que nuestro mismo cuerpo produce utilizando como base los aminoácidos. En este proceso de síntesis del colágeno, la vitamina C interactúa dentro de las células añadiendo hidrógeno y oxígeno a los aminoácidos y estimulando la formación de nuevas proteínas de colágeno.

Sin embargo, con la edad la producción de colágeno en el organismo se va reduciendo. Por lo que garantizar los correctos niveles de vitamina C en el cuerpo es aún más importante.

Los signos de la reducción de colágeno se empiezan a percibir sobre los 40 años, con la aparición de las arrugas, la flacidez de la piel, huesos, pelo y uñas más frágiles. Sin embargo, la ralentización del proceso de producción de colágeno empieza mucho antes y paulatinamente después de los 20 años.

El uso de complementos alimenticios como Colvitae que aporta vitamina C y aminoácidos altamente asimilables es indicado a partir de los 35 años para estimular este proceso en y cuidar el cuerpo. 

Junto con el uso de los complemento alimenticios Colvitae se recomienda seguir unos hábitos saludables como la práctica de ejercicio moderado cada día y una alimentación equilibrada.

Fuentes consultadas:

https://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminC-DatosEnEspanol/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6204628/