¿Qué comer cuando hace calor? Las ensaladas, la fruta y los bocadillos son una opción rápida pero no siempre la más sabrosa y nutritiva. Si buscas recetas fáciles para tus menús veraniegos, pero a la vez te apetece algo sabroso, ¡prueba las sopas frías!

En este post te traemos recetas saludables y completas para cada día de la semana.

Recetas de sopas frías para un primer plato saludable y ligero

Las sopas frías en verano son una alternativa saludable para comer verduras y hortalizas. Pueden ser el acompañamiento perfecto para una parrillada de carne o pescado y servidas en vasos pequeños son ideales para un picapica sabroso y refrescante.

¡Atrévete a experimentar combinaciones diferentes!

1. Crema de yogur y pepino

El yogur es un ingrediente saludable rico en calcio y proteína, ideal para reponer energías y remineralizarte después de un día caluroso. Para esta crema de necesitarás un diente de ajo, 400 g de yogur natural sin azúcares añadidos, un pepino cortado en taquitos pequeños, dos ramitas de menta fresca picada, un chorro de aceite de oliva, sal y pimienta al gusto. Mezcla todos los ingredientes y añade unos cubitos de hielo para que tu plato sea aún más refrescante. Esta crema es perfecta para tomar con pan pita o acompañar carne blanca a la plancha.

2. Crema de guisantes y menta

sopas frias de guisantes

Esta receta es rica y saludable y la puedes preparar tanto en el invierno como en verano. La versión veraniega se toma fría con hojas de menta. La preparación es muy simple. Cocina los guisantes en agua y poca sal. Cuando estén listos guarda el agua de cocción y coloca los guisantes en la licuadora, añade cebolla picada, unas hojas de menta fresca, sal y pimienta al gusto y tritura todo hasta obtener una crema (añade el agua de cocción de los guisantes hasta obtener la consistencia deseada). Deja enfriar en la nevera durante unas horas y antes de servir añade unas hojas de menta y aceite de oliva para decorar.

3. Sopa de melón con jamón

sopas frias

Es una receta de temporada ideal para mantenerse en forma y refrescar el cuerpo. El melón es rico en sales minerales y sustancias antioxidantes que cuidan tu salud. La preparación es muy sencilla, solo se trata de cortar el melón en pedacitos, colocarlo en la batidora de vaso, añadir sal y pimienta al gusto y triturar hasta obtener la sopa. Antes de servir, colocar taquitos de jamón encima. Para que sea aún más sabroso, puedes tostar el jamón en la plancha para que quede crujiente.

4. Gazpacho tradicional

El gazpacho es la sopa fría por excelencia y existen muchas versiones. Hay quién lo prefiere sin ajo, quién añade pan… Si deseas un gazpacho sabroso y ligero te invitamos a probar esta receta de gazpacho andaluz.

5. Gazpacho de albaricoque y salmón ahumado

Esta receta es una alternativa al gazpacho tradicional. Tendrás que sustituir una parte de los tomates por albaricoques y cuando el gazpacho esté bien frío, antes de servir, colocarlo en unos cuencos donde añadirás taquitos de salmón ahumado y unas lonchas finas de albaricoques.

6. Sopa de zanahoria

sopas frias de zanahoria

Lava y pela las zanahorias y cocínalas en agua con poca sal. Cuando estén listas colócalas en la batidora y añade agua de cocción hasta obtener una crema de la consistencia deseada. Antes de servir, añade una pizca de pimienta molida, un chorrito de aceite de oliva virgen y parmesano rallado. La versión veraniega se sirve fría.

7. Vichyssoise de puerros

sopas frias de puerros

Lava y corta en rodajas los puerros (aproximadamente 1 por persona) y cocínalos en una olla con más o menos mitad del volumen de agua y un poco de sal. Cuando estén blandos, añade dos cucharadas de nata para cocinar por cada puerro utilizado, una pizca de pimienta molida y tritura todo en la licuadora. Deja descansar unas horas en la nevera para servir la sopa bien fría.

8. Crema de calabaza

sopas frias verano

Para esta sopa puedes utilizar la variedad de calabaza que más te guste. Tritura ajo y cebolla y rehógalos a fuego bajo en poco aceite de oliva durante unos minutos. Añade la calabaza cortada en cubitos y agua hasta cubrir. Deja hervir hasta que la calabaza esté blandita y tritura todo con la batidora. Añade sal, pimienta molida, nata líquida (opcional) y hierbas aromáticas como romero, tomillo u orégano. Dejar enfriar bien antes de servir.

9. Crema de calabacín y aguacate

sopas frias con limon

Esta receta de sopa fría es saludable y nutritiva. Es un primer plato alternativo ideal para quién experimentar. Te proponemos esta versión picante, pero puedes adaptarla a tus gustos e incluso tomarla caliente si lo prefieres.

10. Crema fría de garbanzos

sopas frias de garbanzos

Para esta receta puedes utilizar garbanzos ya cocidos, así te ahorrarás quedar mucho rato detrás de los fogones cuando hace calor. Para la crema tritura un puerro y una zanahoria y sofríe todo en una olla con poco aceite de oliva durante unos 5 minutos. Añade los garbanzos precocinados (350 g) bien escurridos y cubre con agua. Deja cocinar unos 20 minutos, apaga y deja enfriar. Antes de servir, triturar la sopa con la batidora de mano o de vaso y añadir especias al gusto (comino, curry, pimienta negra, romero fresco).

11. Crema de verduras

sopas frias de verduras

Ideal para una cena saludable y ligera la crema fría de verdura se puede preparar con vegetales de temporada hervidos en agua y poca sal. Una vez cocidos, deja enfriar la sopa y tritura todo, añade una pizca de pimienta negra, un chorro de aceite de oliva virgen y hierbas aromáticas de temporada como albahaca y perejil.

12. Sopa de lechuga

sopas frias de lechuga

Después de pasar el día en la playa o haciendo actividades al aire libre una sopa de lechuga es la mejor forma de tonificar y rehidratar tu cuerpo. Gracias a la vitamina C que te aportan sus ingredientes cuidarás también tu piel y reforzarás tus defensas. ¡Prueba esta receta de sopa de lechuga fría!

13. Sopa fría de aguacate con limón gambas

sopas frias aguacates y gambas

La sopa de aguacate es ideal en verano porque además de refrescarte te permite aprovechar todos las propiedades del aguacate, rico en ácidos grasos que protegen tu corazón, sales minerales como el magnesioy vitaminas. Prepara tu sopa de aguacate triturando la pulpa de un aguacate con un pepino sin piel, medio vaso de agua, el zumo de medio limón, 1 cucharada de aceite de oliva virgen, sal y pimienta al gusto. Para dar un toque especial a tu plato, puedes preparar unas gambas salteadas con ajo y cayena para una receta saludable y completa.

14. Sopa de apio y manzana

El apio es una verdura rica en sales minerales como calcio y magnesio y una excelente fuente de vitaminas. Aprende a utilizarlo en cocina para preparar zumos verdes y sopas frías. Aquí te proponemos una versión de sopa de apio con manzanas, pero con un poco de creatividad podrás crear tus propias versiones.

15. Sopa de sandía

sopas frias

Preparar esta sopa es tan fácil como hacer un batido. Necesitarás 400 g de sandía cortada en cubitos y sin pepitas, 2 tomates medianos maduros y sin piel, el zumo de medio limón, una cucharada de aceite de oliva virgen, una ramita de albahaca fresca, sal y pimienta molida al gusto. Coloca todos los ingredientes en la licuadora y deja enfriar en la nevera 2-3 hora antes de servir. Es un plato fácil de preparar, te aporta sales minerales, vitaminas y es muy refrescante.

Si acostumbras tomar tu dosis de colágeno hidrolizado Colvitae por las noches, puedes mezclarlo en tus sopas frías para una cena aún más saludable y nutritiva.

Te esperamos en los comentarios para saber cuál es tu sopa fría favorita 😉