Tirantez, picor, enrojecimiento son solo algunos síntomas de la falta de hidratación en la piel. A pesar de que la piel seca no se un problema grave es, sin duda, un fenómeno molesto y antiestético que experimentamos especialmente en las estación fría. La prevención y la preparación de la piel durante los meses de transición es clave para evitar la sequedad de la dermis. 

En este post te damos algunos consejos para cuidar la piel seca y pautas para prevenir este problema.

4 cosas a evitar para prevenir la piel seca

Los cambios de estación nos llevan a cambiar de hábitos, es normal y es recomendable para adecuarnos mejor a los cambios de temperaturas. Sin embargo, a veces, estas mudanzas son demasiado drásticas para nuestra piel que no logra adaptarse y sufre por la falta o el exceso de humedad, por ejemplo.

piel seca labios

Durante el invierno, lo más común es sufrir de piel seca o muy seca, pero el frío en el invierno no es el único enemigo de nuestro cutis:

  1. Contrariamente a lo que se podría pensar, tomar duchas largas con agua caliente seca nuestra piel. Por eso, es recomendables tomar duchas más rápidas cuando hace frío y evitar el agua muy caliente. 
  2. La calefacción muy alta es un elemento que afecta mucho a nuestra piel y la reseca. Sobre todo las personas que pasan muchas horas en ambientes cerrados en los que no hay recambio de aire. La calefacción reduce la presencia de humedad y la piel sufre. Lo ideal es mantener una temperatura moderada y utilizar humidificadores para balancear los niveles de humedad en los espacios cerrados.
  3. Usar ropa sintética es otro factor que aumenta la sequedad de la piel. Lo ideal es cubrirse con prendas de tejidos naturales que permitan la transpiración y evitan irritaciones en la piel.
  4. Los cuidados de la piel en el invierno hay que realizarlos con la misma constancia que en el verano. Exfoliación, mascarillas e hidratación ayudan a nutrir y humectar el cutis y prevenir la deshidratación que causa la piel seca.
  5. El frío y el viento son factores que pueden irritar la piel y provocar grietas e irritaciones. Por eso, cuando bajan las temperaturas es recomendables cubrirse con gorros, guantes y bufandas además de proteger la piel de todo el cuerpo con cremas específicas.

Consejos para mantener la piel bien hidratada todo el año

mujer hidratando con crema la piel seca de las manos

Los cuidados tópicos son muy importantes para mantener la piel bien hidratada y prevenir los daños sobre la piel. Pero no solo el sol y el frío pueden causar problemas como la piel seca, sino que también la edad es un factor que afecta a la elasticidad y salud de la piel en general.

Mantener la piel hidratada y bien cuidada todo el año es una cuestión de seguir buenos hábitos, evitando los enemigos de nuestro cutis y cuidando su aspecto por fuera y por dentro.

Para mejorar la hidratación de la dermis, además de las cremas específicas, es recomendable:

Si sufres de piel seca durante el invierno, lo ideal es que tomes todas las medidas preventivas antes de que las temperaturas empiecen a bajar. Cuando la piel está muy seca y se forman grietas e irritaciones más profundas pueden desarrollarse dermatitis e infecciones si no se toman medidas.

¿Sueles tener la piel seca en invierno? ¿Qué haces para hidratar tu dermis por dentro y por fuera?