Tener un pelo sano y fuerte puede parecer una misión imposible si consideramos que en estaciones como el verano y el otoño nuestra melena suele sufrir por los excesos de sol o la caída abundante. Lo cierto es que sí es posible tener un cabello más fuerte y sano si tomamos algunas medidas y cuidamos nuestra melena cada día. A continuación, encuentras recomendaciones para el cuidado del pelo para unos mejores resultados.

1. Cuidar el cabello desde la raíz

Un cuero cabelludo sano e hidratado es el primer requisito par lucir una melena brillante y fuerte. Esta piel que recubre el cráneo tiene importantes funciones de defensa inmunológica, barrera física y aislante, además de ser la zona donde enraíza nuestro cabello. Por todo lo anterior es importante mantenerlo sano, evitando los productos químicos y agresivos y realizando masajes relajantes que favorecen la circulación sanguínea en la zona.

2. Aplicar mascarillas

Las mascarillas para el cabello son algo más que un ingrediente de belleza. Contribuyen a mantenerlo sano y prevenir sequedad y roturas, a la vez aseguran hidratación. De este modo, tu melena se mantiene más sana y se reduce los efectos dañinos del sol, el viento y los agentes contaminantes. Existen muchas mascarillas en el mercado y para cada tipo de pelo. Recuerda que es muy importante optar por productos de calidad y adecuados para tu tipo de cabello. Si lo prefieres, puedes utilizar ingredientes naturales como el yogur, el aceite de coco o la miel para preparar tus mascarillas capilares en casa. Te proponemos algunas recetas en este post.

3. Hidratación no solo durante el verano para un pelo sano y fuerte todo el año

En media, el cuerpo humano es constituido por un 60% de agua. Por eso, la hidratación es tan importante también para nuestro cabello. Por eso tenemos que tomar suficiente agua cada día y aumentar los cuidados si vivimos en zonas con climas muy secos. No solo en verano, entonces, sino que todo el año es importante hidratar el cabello y aumentar los cuidados en las situaciones más extremas.

mujer con cabello sano y fuerte

4. Cuidados intensos en otoño

Durante el verano las células en nuestro cuero cabelludo aceleran su actividad debido a la estimulación que el sol produce. Por este motivo en otoño muchas personas perciben una caída abundante de cabello como consecuencia. Los rayos dañinos del sol también afectan al colágeno, proteína clave para la fuerza de tu cabello, debilitándolo y contribuyendo a su caída.

Es en este momento que tenemos que dedicar más cuidados a nuestro cuero cabelludo que necesita nutrientes y vitaminas para reestablecer el equilibrio. Pero no olvides que la salud del cuero cabelludo es muy importante por todas las funciones que este tiene. Por eso, sobre todo a partir de los 35 años, es recomendable consumir complementos como Colvitae Beauty a base de colágeno hidrolizado y otros nutrientes y vitaminas tan importantes para el pelo, la piel y las uñas. Tomar Colvitae cada día contribuye a mantener tu cabello sano y fuerte en el tiempo.

5. Reducir el uso de productos con ingredientes muy agresivos

Como hemos dicho, los productos cosméticos muy agresivos pueden irritar el cuero cabelludo y esto tendrá efectos negativos sobre el aspecto de tu cabello. Utilizar espumas, geles, champús y cremas con muchas frecuencias o sin tener en cuenta el tipo de cabello, puede apagar el brillo y dejar nuestras hebras más frágiles.

6. Utilizar secador y planchas con moderación

El secador utilizado con frecuencia contribuye a deshidratar el cabello. Aunque es cierto que hoy día existen en el mercado productos de calidad que respetan más el cabello, un uso inapropiado o excesivo de planchas y secadores pueden causar daños.

7. Utilizar productos específicos según el tipo de cabello

Conocer tu tipo de cabello es muy importante para nutrirlo e hidratarlo de la mejor forma. Sin embargo, lo que muchos no tienen en cuenta es que el uso de productos no aptos o de baja calidad pueden contribuir a crear desequilibrios en el cuero cabelludo y, por ende, debilitar el cabello.

pelo sano y fuerte

8. Evitar el tabaco

Estas sustancias son dañinas para la salud y también afectan a la salud del cabello. Las personas no fumadoras al estar en contacto con humo pasivo en los ambientes cerrados pueden sufrir los efectos negativos del tabaco sobre la salud.

9. Seguir un estilo de vida saludable

Un estilo de vida saludable se compone de muchos aspectos y es muy importante cuidarlos para una mejor calidad de vida a cualquier edad. En este post te damos algunas sugerencias de hábitos saludables que puedes incorporar en tu día a día.

10. Seguir una dieta equilibrada

“Somos lo que comemos”. Esta frase te sonará familiar, porque la importancia de la alimentación para la salud es cada vez más evidente y avalada por la ciencia. Para mantener un pelo fuerte y sano no podíamos dejar de recordar la importancia de una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas de temporada y el consumo moderado de proteínas, cereales y otros nutrientes 

11. Utilizar complementos nutricionales según necesidades en las diferentes fases de la vida

La debilidad y otros problemas del cabello, a veces, pueden ser causados por enfermedad o debidos a cambios relacionados con la edad. Por este motivo cuando, a pesar de los cuidados, notamos cambios en nuestra melena o molestias en el cuero cabelludo es muy importante consultar a un experto para detectar la causa. Un profesional podrá asesorarnos también en la elección del complemento nutricional y ofrecernos un tratamiento personalizado.

12. Evitar lavados excesivos

La higiene excesiva, así como pueden hacer los productos muy agresivos, puede alterar el equilibrio de nuestro cuero cabelludo y provocar deshidratación, debilidad y otros efectos secundarios.

cabello fuerte y sano

13. Cortar las puntas con frecuencia

Este es un hábito muy saludable, que no solo ayuda a mantener un aspecto ordenado, sino que previene la aparición de puntas secas. No es necesario hacer cortes muy radicales si quieres mantener tu cabello largo. Basta cortar unos pocos centímetros.

14. Evitar peinados muy elaborados o atarlo

Ciertos peinados muy apretados y mantener el pelo siempre amarrado producen estrés en tu pelo por la tensión que provocan sobre el cuero cabelludo. Además, las gomas y pinzas dañan las hebras y pueden quebrar y debilitar el cabello.

¿Qué te han parecido estos consejos para mantener el pelo sano y fuerte todo el año? ¿Tú qué haces para mimar tu cabello?