La alimentación post entreno es siempre importante para que consigas recuperar no solo la fuerza perdida, sino también los nutrientes necesarios. A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones.

Cinco opciones sobre la correcta nutrición cardio tras el entrenamiento

Si te interesa saber cuál es la mejor nutrición cardio tras una sesión de HIIT o de otro tipo de ejercicio, no dudes en tomar nota de los siguientes consejos.

1. Apuesta por los carbohidratos

Tu organismo te pedirá que recuperes parte de la energía perdida; dependiendo de la hora del entrenamiento, deberías apostar por las siguientes alternativas:

  • Fruta: Una manzana, un plátano, frutos del bosque o un tomate son opciones perfectas para la media mañana, el desayuno o la merienda.
  • Legumbres: Garbanzos, judías rojas… ideales sin entrenas antes de comer.
  • Verduras y hortalizas: Espinacas, quinoa y boniato. Los mejores complementos a las opciones anteriores.

2. No te olvides de las proteínas si haces HIIT

Tus músculos han realizado un esfuerzo y necesitan combustible para seguir funcionando. Las proteínas más recomendables las encontrarás en:

  • El huevo.
  • El tofu.
  • Las carnes magras.
  • Los lácteos: Queso fresco, yogur griego o derivados vegetales son siempre bienvenidos.
  • Proteína en polvo.

3. Recupera los electrolitos

Las bebidas comerciales tienen una enorme cantidad de sal que no siempre es beneficiosa para la función renal. Es mucho más recomendable tomar agua de coco. Es posible encontrarla fácilmente en cualquier supermercado o hacerla comprando un coco entero. También es interesante alguna bebida alcalina a base de agua, bicarbonato y zumo de limón.

4. La grasa más saludable

La grasa es la reserva de energía que tiene tu cuerpo para funcionar en caso de ausencia de nutrientes. Si estás a dieta, es posible que pierdas tus reservas de grasa y que bajes de peso, pero recuerda que tu cuerpo también necesita lípidos para funcionar. Apuesta por las opciones más naturales y saludables que encontrarás en:

  • Los frutos secos: siempre sin sal y crudos. También puedes tomarlos en cremas como la mantequilla de cacahuete; sería aconsejable que hicieras personalmente o que adquirieras una que contuviera la menor cantidad de conservantes y productos químicos.
  • El aceite vegetal: especialmente el de oliva, dado su contenido en Omega 3.
  • El aguacate: puedes tomarlo cortado en láminas, como acompañante de una ensalada o como prefieras, pero nunca combinado con otras salsas que llevan azúcar y aumentan la cantidad de calorías.

Suplementos para fortalecer tu organismo

Si bien es cierto que una buena dieta te ofrece todo lo que necesitas para tener un óptimo estado de salud, no deberías pasar por alto que a medida que vas cumpliendo años necesitas tomar suplementos como los siguientes:

  • Vitamínicos: la edad afecta directamente a la capacidad de tu organismo para absorber vitaminas de la dieta. Los suplementos te ayudarán a evitar este problema.
  • Colágeno hidrolizado: se denomina así al que se vende ya descompuesto en aminoácidos para que su absorción sea mucho más rápida. Tus articulaciones están siempre en movimiento y el entrenamiento las somete a un trabajo más intenso. Este suplemento te ayudará a protegerlas mejor para prevenir posibles lesiones.

Estas dos opciones, combinadas con las arriba expuestas, han de formar parte de tu alimentación post entreno para lograr que cada sesión de entrenamiento te ofrezca los resultados esperados. No dudes en proteger tu cuerpo eficazmente para lograr tu objetivo de perder peso, ganar elasticidad o, simplemente, mantenerte en forma. Siguiendo los cinco consejos anteriores te será mucho más sencillo conseguir el mejor resultado posible y evitarás lesiones, molestias y dolores recurrentes tras cada sesión. Nuestra experiencia nos indica que es la mejor opción para que sigas disfrutando del deporte y de cada entrenamiento.