Cuidarse desde joven es una inversión para envejecer bien y sentirse lo mejor posible. Sabemos que el cuerpo reduce la producción de colágeno natural alrededor de los 25 años. Es un proceso natural, pero la clave está en si se puede estimular a nuestro organismo para que produzca colágeno. A continuación, te contamos qué podemos hacer al respecto.

Comencemos por el principio para que sepas exactamente cómo ayuda el colágeno a tu cuerpo.

¿Qué es el colágeno natural y para qué sirve?

El colágeno natural es una proteína que produce nuestro cuerpo. De hecho, es la más abundante en nuestro organismo, y se encuentra en huesos, articulaciones, piel, cabello, uñas, dientes y tejido conjuntivo, entre otros.

El colágeno nos ayuda a:

¿Cómo puedes aportar colágeno natural a tu organismo?

Existen varias formas de aportar colágeno natural a tu organismo para prevenir su reducción, son las siguientes:

  • Utilizar un complemento alimenticio a base de colágeno hidrolizado, como Colvitae que además se combina con magnesio, vitamina C, ácido hialurónico y calcio. La dosis que deberás tomar es de 10 gramos al día y notarás los efectos tras 8 semanas.
  • Incorporar a nuestra dieta alimentos ricos en proteína como el huevo, las carnes magras (pollo, pavo), las legumbres (lentejas, garbanzos y judías), la gelatina, las frutas (fresas, kiwis) y las verduras (pimientos y brócoli, entre otros).

Además de lo anterior, practicar deporte y eliminar hábitos poco saludables como fumar o beber alcohol, nos ayudará a mantenernos en forma y a sentirnos mejor.  

¿Cómo estimular la producción natural de colágeno?

Los signos de la edad en nuestra piel, cabello, uñas y huesos, son una señal de la reducción de colágeno en el organismo.  Seguir una alimentación equilibrada y un estilo de vida activo ayuda a estimular esta función en el organismo y en este sentido la vitamina C tiene un papel importante. En otro post te explicamos más sobre los beneficios de tomar suplemento enriquecidos con vitamina C,  útil para mejorar la síntesis de colágeno y los procesos de curación musculoesqueléticos.

manos brindando con batidos verdes de colageno natural hidrolizado

¿Qué debes tener en cuenta para elegir el colágeno?

Actualmente es fácil encontrar colágeno en farmacias, supermercados, parafarmacias o tiendas online, pero es fundamental que tengamos en cuenta una serie de aspectos ante de comprarlo, que son los siguientes:

  • Con qué se mezcla el colágeno. Hay tipos de colágeno que se mezclan con otras vitaminas o minerales (como la vitamina C y el magnesio) y deberemos elegir el más adecuado en función de nuestras necesidades.
  • El contenido de colágeno. Analiza la etiqueta del producto para conocer el porcentaje de colágeno que contiene.
  • El formato. Hay diferentes presentaciones como pueden ser las pastillas, los polvos solubles, los jarabes o las ampollas. El polvo soluble es fácil de tomar y se puede dosificar de forma sencilla, por lo que es uno de los formatos más vendidos.
  • La presencia de gluten y de azúcares. Es necesario que te fijes si el colágeno que vas a tomar contiene gluten, azúcar, lactosa u otros ingredientes que puedan causar alergias.
  • El momento y la forma de tomarlo. Se recomienda tomar el colágeno por la mañana o en un momento del día más adecuado que nos permita crear una rutina. Si es en polvo soluble, podemos mezclarlo con una bebida fría como un zumo, un batido o un te frío.
  • El precio. Es importante que analices todos los factores anteriores y que compares el precio de varios productos. Merece la pena invertir en productos de calidad que mejoren tu salud.

Además, es importante un factor que va a depender solo de ti: la constancia. Es decir, debes tomar el colágeno a diario y en la cantidad recomendada por el fabricante para asegurarte de sentir los efectos positivos.

Por lo tanto, aportar colágeno a nuestro organismo no solo es importante para prevenir las arrugas en la piel, también para la salud en general.