Hace unos años por internet y en algunas revistas, puntualmente, después de las vacaciones (de verano y Navideñas) se vuelve a hablar de dieta détox. Un régimen que promete quitarte unos kilos en menos de una semana. Fácil, rápido y motivador, no cabe duda. Pero ¿realmente es eficaz? Y, sobre todo, ¿Es saludable?

¿Qué es la dieta détox?

La dieta desintoxicante, popularmente conocida como détox, se basa en el proceso de desintoxicación del cuerpo para la eliminación de toxinas.

En condiciones normales, el organismo humano pone en marcha una serie de reacciones químicas para desintoxicarse. A través de la orina, las heces, la sudoración y otros mecanismos elimina las toxinas introducidas con la respiración y la alimentación.

No obstante la falta de respaldo científico, las dietas détox siguen teniendo mucho éxito entre las personas que buscan poner remedio a períodos de excesos en la mesa y adelgazar.

Por lo general, todas se basan en la prescripción de un menú a base de frutas y verduras crudas, infusiones de hierbas, proteínas y se recomienda el consumo de 2 litros de agua al día.

Lo que las distingue de otros regímenes es la total ausencia de alimentos procesados (salsas, refrescos, repostería, helados, comida rápida, etc.), azúcar, harinas refinadas de la eliminación de cualquier otro tipo de alimento por un período de al menos 4 días.

Algunos proponen dietas que contemplan sólo zumos a base de frutas y verduras crudas.

¿Cómo actúa sobre el organismo?

Nos hemos puesto a investigar el asunto para entender mejor y hemos encontrado que muchas de las dietas depurativas propuestas online pueden representar un peligro para la salud.

Seguir una dieta détox inapropiada podría:

  • Llevar a una reducción drástica de las calorías diarias y causar una disminución de las defensas inmunitarias. Muchas personas que se someten a este régimen, de hecho, sufren fatiga y suelen contraer catarros más fácilmente.
  • El reducido aporte de proteínas y otros nutrientes puede llevar a la pérdida de tejido muscular con consecuente acumulación de grasa.
  • Dolor de cabeza, cansancio, náuseas e insomnio son síntomas típicos durante dietas poco equilibradas. Aunque se diga que estos son relacionados con la desintoxicación, en realidad son la consecuencia de la reducción drástica de calorías.

¿Se obtienen resultados?

En los fórums las personas que dicen haber seguido esta dieta tienen opiniones contrarias. Si algunos aseguran sentirse más activos y con la mente más despejada, otros declaran sentir ansiedad, fatiga y síntomas como diarrea y dolor de cabeza.

Los primeros podrían estar aprovechando las ventajas de reducir el aporte de alimentos pesados tras un periodo de excesos. Los que llevan peor esta experiencia probablemente están siendo afectados por la drástica e inapropiada reducción calórica.

Si se logran resultados o no con esta dieta, parece ser un tema muy subjetivo.

Según nutricionistas expertos, la mejor forma de adelgazar y desintoxicar el cuerpo es manteniendo un estilo de vida saludable y una alimentación equilibrada. Sobre todo, evitando períodos de excesos que, por lo visto, es difícil recuperar con las dietas détox.

Aun así, existen dietas depurativas que ayudan a reducir la sensación de pesadez y fatiga. Lo ideal es que hables con tu médico para que te sugiera la más adecuada.

Si estás siguiendo una dieta para adelgazar, también puedes aprovechar las propiedades de los suplementos alimenticios para mejorar tu estado de ánimo y forma física.

De todas formas, sospecha de las dietas rápidas que prometen milagros. Mejor plantearse un programa más a largo plazo, que te ayude a mejorar tus hábitos alimenticios y de paso tu salud y bienestar.

¿Has probado alguna dieta détox? ¿Cuál ha sido tu experiencia?