¿Con el paso de los años sientes dolor articular o tienes más arrugas en la piel? El envejecimiento es un proceso natural del cuerpo en el que tiene mucha importancia la deficiencia de colágeno. En este post te contamos por qué ocurre, qué consecuencias tiene y cómo se puede estimular al organismo para que produzca colágeno.  

El colágeno es una proteína que aporta resistencia y flexibilidad a los tejidos de: articulaciones, huesos, ligamentos, cartílagos, tendones, paredes de los vasos sanguíneos y piel, entre otras cosas. Por lo tanto, se encuentra en muchas partes de nuestro cuerpo y es esencial para que funcione bien.

El paso del tiempo y otros factores, que veremos a continuación, influyen en la reducción del colágeno en nuestro cuerpo, por lo que es importante saber qué se puede hacer para atenuar ese proceso.

Deficiencia de colágeno: ¿a qué se debe?

Existen diversas causas que producen la deficiencia de colágeno, entre las que podemos destacar las siguientes:

  • La edad. A partir de los 20-25 años nuestro cuerpo comienza a reducir la producción de colágeno de manera que, con el paso del tiempo a partir de los 40-50 años, comienzan a aparecer dolores en las articulaciones y arrugas en la piel.
  • La genética. Los genes también juegan un papel importante en la deficiencia de colágeno, que podría comenzar a reducir su producción por nuestro cuerpo antes de tiempo y causar un envejecimiento prematuro.
  • El desgaste excesivo. Generalmente se debe a la práctica de deportes de alto impacto que producen un desgaste prematuro de las articulaciones.

¿Qué consecuencias tiene la deficiencia de colágeno?

En general, la falta de colágeno produce una serie de consecuencias en nuestro cuerpo como:

  • Arrugas en la piel. A medida que pasa el tiempo, nuestra piel envejece y aparecen arrugas debido a la falta de elasticidad por la deficiencia de colágeno.
  • Celulitis. Gran parte de las mujeres entre 16 y 56 años tienen celulitis que se agrava desde los 25 años progresivamente, debido a la reducción de la producción de colágeno por el organismo.
  • Cabello más fino y frágil. Nuestro cabello también resulta afectado cuando la producción de colágeno se reduce de manera que perderá elasticidad y densidad.
  • Dolores en las articulaciones. Entre los 45 y 50 años pueden aparecer dolores articulares que pueden afectar a nuestra vida normal y a nuestra rutina diaria.
  • Pérdida de densidad ósea. Los huesos dejan de regenerarse adecuadamente y se debilitan pudiendo dar lugar a la osteoporosis que se asocia también con la menopausia en las mujeres.
  • Síndrome de Stilckler. Es una enfermedad rara y progresiva que afecta al colágeno de manera que quedan afectados los huesos, las articulaciones, los ojos o los oídos.

Tomar colágeno hidrolizado ayuda a atenuar los efectos de la deficiencia de colageno

¿Puedo atenuar la pérdida de colágeno por mi organismo?

Existen algunas rutinas sanas que nos pueden ayudar a prevenir atenuar la pérdida de colágeno por nuestro organismo de varias formas:

  • Incorporando el colágeno hidrolizado a nuestra rutina diaria. Para encontrar el mejor complemento alimenticio a base de colágeno, debes considerar aspectos como:
    • Si está mezclado con otros nutrientes como vitaminas y minerales.
    • El contenido y la calidad de colágeno.
    • La presencia de gluten o azúcares.
    • El precio.
    • La presentación (soluble o en pastillas, por ejemplo).
  • Ingiriendo alimentos que contribuyen a la producción de colágeno porque contienen vitamina C, aminoácidos o magnesio, como: huevo, carne magra (pollo y pavo), legumbres (garbanzos, lentejas o judías), gelatina, frutas como el kiwi o la fresa o verduras como el brócoli.

Además de todo lo anterior, es importante llevar una vida sana, practicar deporte con frecuencia y evitar el alcohol y el tabaco. Cuidar nuestra salud es un proceso que requiere un compromiso diario y una voluntad por mejorar y sentirnos bien.