El haber llevado una vida activa a los 20 y a los 30, sin duda, es muy importante para enfrentar la edad madura con más energía y en forma. Sin embargo, no haber entrenado el cuerpo con constancia antes no impide ponerse en forma a los 40. En este post te damos las claves para empezar a definir músculos de modo eficaz a partir de esta edad.

1. Controlar la alimentación

En otra ocasión hemos remarcado cómo a partir de los 35 años nuestro cuerpo disminuye la producción de colágeno. Es un proceso natural que percibimos con el paso del tiempo sobre nuestra piel, con la aparición de arrugas, en los huesos y músculos, con la pérdida de masa y volumen. Estos son solo algunos ejemplos del proceso de envejecimiento natural del organismo y por este motivo, sobre todo a partir de los 35 años, es muy importante cuidar la alimentación para atenuar los efectos del envejecimiento y prevenir enfermedades.

Cuidar la alimentación a los 40 significa seguir una dieta equilibrada, que priorice el consumo de antioxidantes, ácidos grasos insaturados y fibra, y reduzca el aporte de grasas saturadas, azúcares y carbohidratos refinados. Además, es oportuno distribuir el consumo de proteína a lo largo del día para que nuestro cuerpo disponga del material suficiente para realizar sus funciones y evitar acumular grasa.

La dieta mediterranea y el consumo de productos de temporada son un ejemplo de dieta equilibrada. Además, a partir de los 35 años podemos integrar la dieta con algún complemento rico en proteína de calidad que nos ayude a alcanzar el consumo de proteínas ideal para mantenernos en forma.

Las personas más activas que practican deportes intensos, pueden consultar con un experto en nutrición que indicará una dieta personalizada según las exigencias.

ponerse en forma a los 40, alimentacion

2. Realizar ejercicios para fortalecer la musculatura

Practicar ejercicio físico es muy importante para estimular y mantener el organismo en buena salud. A esta edad es muy importante trabajar la musculatura para reducir la pérdida de masa relacionada con la edad y realizar deporte aeróbicos para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Las personas que han practicado deporte a lo largo de toda su vida, pueden seguir practicando su deporte favorito cuidando la alimentación y escuchando las necesidades físicas.

Para los que empiezan a ponerse en forma a los 40, es recomendable empezar gradualmente puesto que el riesgo de lesiones es mayor. El gym no es la única opción para trabajar los músculos. Actividades como el ciclismo u otros deportes al aire libre, también son muy efectivos y se pueden practicar en compañía.

como ponerse en forma a los 40

3. Evitar comer después de la medianoche

Comer sano es también sinónimo de respetar horarios y seguir una rutina. De la misma forma que saltarse las comidas es malo para la salud, también comer después de la medianoche es dañino. Con la edad el metabolismo empieza a ralentizar y comer antes de ir a dormir puede comprometer tus esfuerzos para mantenerte en forma e incluso aumentar el riesgo de enfermedades.

4. Mantener un estilo de vida activo

Si los 40 no son “los nuevos 20”, tampoco significa que hay que vivirlos mal. Solo hay que tener en mente que nos va a costar un poco más lograr objetivos como reducir cintura o aumentar masa muscular. Por eso es muy importante la motivación. Mantenerse activos, cultivar aficiones y buscar nuevos intereses es clave para mantener nuestra mente activa. La vitalidad es un elemento clave para la salud tanto mental como física a cualquier edad.

5. El descanso adecuado también ayuda a ponerse en forma a los 40

Dedicamos en media un tercio de nuestra vida a dormir. Este dato ya nos informa de la importancia del descanso. Por eso, cuando no dormimos bien sentimos molestias físicas o somos más irritables, dispersos y nos falta energía.

Cuando dormimos, nuestro cuerpo realiza funciones tan importantes y necesarias para el equilibrio físico y mental. Mantener unos buenos hábitos del sueño es fundamental para estar en forma a los 40 y a cualquier edad.

¿Has decidido tomar las riendas de tu salud y quieres ponerte en forma? Los 40 son un óptimo momento para empezar, así como los 20 o los 50. ¡Empieza ya a disfrutar de los beneficios de una vida más sana y activa!