El colágeno es una de las proteínas más abundantes en nuestro cuerpo y está presente, sobre todo, en la piel, los huesos y las articulaciones. Con el paso del tiempo, a medida que envejecemos, nuestro organismo deja de producir colágeno. Una alimentación equilibrada y el uso de complementos alimenticios se hace indispensable para que nuestro organismo mantenga unos niveles de colágeno adecuado. En este post te vamos a hablar de cómo tomar colágeno para las articulaciones y fortalecerlas.

¿Qué es el colágeno?

Como decíamos en el apartado anterior es una proteína que se encuentra en nuestro cuerpo que forma parte de tejidos y órganos.

Cuando hablamos de complementos que contienen colágeno, se trata de colágeno hidrolizado, es decir, que está descompuesto en aminoácidos de más fácil absorción para el organismo. Si quieres saber más acerca de la asimilación del colágeno te recomendamos este post. Se toma en una cantidad de unos 10 gramos al día.

Entre los aminoácidos que forman parte del colágeno hidrolizado Colvitae destacamos la glicina, la lisina y la prolina.

¿Por qué tomar colágeno para las articulaciones?

Tomar colágeno para las articulaciones resulta beneficioso a partir de los 35 años, que es cuando los niveles de colágeno en el cuerpo empiezan a reducirse notablemente. También, es recomendable en los siguientes casos:

  • Lesiones en las articulaciones. Pueden aparecer cuando se realiza un ejercicio físico muy intenso o cuando se padecen enfermedades como la artrosis o la artritis.
  • Menopausia. La menopausia produce una disminución de los estrógenos y esto afecta a las articulaciones de las mujeres.
  • Personas mayores. Suelen tener problemas en las articulaciones debido a la edad y a la pérdida de colágeno.
  • Deportistas. Pueden sufrir lesiones en articulaciones y tendones como consecuencia de la actividad física.

Cómo tomar colágeno para las articulaciones

Cómo tomar colageno para las articulaciones

Puedes tomar colágeno para las articulaciones de dos formas, incorporando a tu dieta alimentos ricos en colágeno y tomando un suplemento alimenticio a base de colágeno. Te detallamos las dos formas:

1. Para seguir una dieta rica en colágeno puedes tomar los siguientes alimentos:

  • Pescado azul, como el atún, el salmón o las sardinas. Son ricos en omega-3, colágeno y sales minerales.
  • Carne. Alimentos como los callos, las patas o las manitas de cerdo o los caldos de huesos son ricos en colágeno y proteínas.
  • Gelatina. Es uno de los alimentos con el contenido más alto en colágeno.
  • Legumbres como los garbanzos, las lentejas y las judías contienen glicina, uno de los aminoácidos esenciales para el colágeno.
  • Frutas y verduras de color morado, rojo o naranja. Contienen antioxidantes y aportan elementos básicos para producir colágeno.
  • Cacahuetes. Son frutos secos ricos en sales minerales y ácidos grasos insaturados.
  • Cítricos. Como los limones, las mandarinas, las naranjas o los pomelos. Contienen mucha vitamina C, que es fundamental en las síntesis del colágeno.

2. Complementos alimenticios con colágeno. Puedes tomar un complemento con colágeno como Colvitae. Contiene colágeno, ácido hialurónico, calcio, magnesio y vitamina C. Se recomienda tomarlo antes de los 35 años o si practicas deporte de forma bastante intensa.

Además, es fundamental la hidratación para los huesos o las articulaciones, ya que el cuerpo contiene un 65% de agua. Es recomendable beber al menos 1,5 litros de agua al día y tomar otros líquidos como infusiones, zumos o sopas.

colageno para las articulaciones

¿Cuándo tomar suplementos de colágeno?

Los suplementos de colágeno se pueden tomar cuando sientas alguno de los siguientes síntomas:

  • Reducción del grosor del pelo y cabello quebradizo.
  • Flacidez de la piel y pérdida de elasticidad.
  • Aparición de arrugas.
  • Piel fina.
  • Disminución de la densidad de los huesos debida a osteoporosis, por ejemplo.
  • Debilidad de articulaciones y ligamentos.

Cuidar la salud y prevenir los signos del tiempo también es cuestión de seguir una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio físico de forma diaria. ¡Descubre otros hábitos saludables para mejorar tu calidad de vida en este artículo!