Algunas personas parecen tener fuentes de energía inagotables a cualquier edad. A otros, ya a media mañana se le hace difícil concentrarse y sienten que no están al máximo de energía. ¿Cómo podemos tener más energía en nuestro día a día?

Te damos a continuación algunas claves para aumentar tu energía y mejorar tu calidad de vida.

7 consejos para tener más energía

Antes de leer y poner en práctica estos hábitos saludables, es recomendable que tengas en cuenta que la falta de energía cuando es constante y se prolonga por más de una semana podría ser el síntoma de alguna enfermedad o déficit. Por eso, en estos casos es muy importante consultar a un especialistas para un correcto diagnóstico.

Si, en cambio, sientes que algunos días tus fuerzas van menguando a medidas que pasan las horas, es posible que sea relacionada con hábitos poco saludables. Estos son algunas acciones sencillas que puedes ir controlando e introduciendo en tu día a día para mejorar tu energía.

1. Descansar suficientemente

Dormir bien es un requisito fundamental para sentirse bien. Durante el descanso nocturno, nuestro cuerpo realiza unas funciones de regeneración de los tejidos y si no descansamos las horas suficientes o la calidad de nuestro sueño no es de las mejores (si estamos estresados, tenemos algún dolor, etc) esto se reflejará al día siguiente en nuestras actividades. También, es cierto lo contrario. El exceso de reposo puede dejarnos la misma sensación de torpor puesto que el cuerpo tardará más en reencontrar el equilibrio. Lo ideal es tener una rutina del sueño lo más regular posible, intentando acostarse y levantarse siempre a la misma hora y evitando actividades que retarden o interfieran con la calidad de nuestro descanso, como por ejemplo utilizar el móvil en la cama antes de dormir.

como tener mas energia

2. Empezar el día con un desayuno equilibrado y completo

Después del ayuno durante las horas nocturnas, nuestro organismo está deshidratado y necesita nutrientes. Tomar agua, una infusión o un zumo natural es un hábito muy saludable para reponer las energías recién levantados. Además, para que puedas arrancar con tus tareas diarias de la mejor manera es recomendable un desayuno completo y equilibrado. Cereales completos, proteínas de alta calidad, vitaminas y sales minerales de las frutas no pueden faltar en esta primera fase del día. De este modo, tu organismo dispondrá de los nutrientes necesarios para poner en marcha sus funciones y tendrá nutrientes necesarios para aguantar unas horas. En tu desayuno, también, puedes integrar los suplementos alimenticios como el colágeno hidrolizado Colvitae, especialmente formulado aminoácidos altamente asimilables y nutrientes como la vitamina C y el calcio para fortalecer y proteger tus huesos, piel y articulaciones. Si estás buscando inspiración para un desayuno más completo y saludable, aquí tienes algunas sugerencias.

3. Seguir una dieta sana

Una dieta saludable se caracteriza por unos alimentos variados y de temporada, evitar los productos procesados, cocinar al horno o a la plancha en vez de freír y, sobre todo, respetar los horarios. Si comes equilibrado, pero te saltas la comida, por ejemplo, tu cuerpo tendrá igualmente una carencia a lo largo del día y esto lo pagarás con esa sensación de fatiga y falta de energías que no te permiten estar al 100%.

4. Hidratarse a lo largo del día

La fatiga es uno de los primeros síntomas de la deshidratación. Para que esto no ocurra es muy importante prevenir la falta de agua en nuestras células. En este sentido, lo ideal es no solo tomar el mínimo de agua recomendado a diario, sin tomarlo repartido a lo largo del día. De este modo, no llegar a sentir la sensación de sed que es la primera alarma de deshidratación del cuerpo y evitaremos la sensación de cansancio.

5. Practicar deporte

El ejercicio físico, de la misma forma que la alimentación, nutre nuestro cuerpo. El movimiento tiene que ser una costumbre más en nuestro día a día y es imprescindibles para estar activos. En este caso, hablamos de ejercicio moderado, que consiste por ejemplo en hacer 15 minutos de ejercicios por la mañana recién levantados para activar la circulación o, si tu profesión te obliga a estar sentado, haz un paseo de 5 minutos cada hora para estirar las piernas. Estos pequeños ejercicios, además de la actividad deportiva principal que practiques a lo largo de la semana te permitirá hacer circular mejor el oxígeno y despejar la mente. Dicho de otra forma, te sentirás más activo y vital.

6. ¡Ojo con el azúcar!

El azúcar es gasolina para nuestro cerebro, pero si no tomas las fuentes de azúcar correctas, la energía durará muy poco. Es más, poco después te sentirás aún más cansado. La bollería industrial, rica en azúcares y harinas refinadas y grasas, por ejemplo, nos producen este efecto. Nos dan un subidón de energía inmediato, pero hay el riesgo de que ese chute de azúcar en la sangre, junto con las tropecientas calorías que suelen esconder estos productos, acabe cargando nuestra digestión y aumentando la sensación de fatiga. A media mañana, por la merienda, o cuando sientes antojo de dulce, mejor tomes un yogur con nueces y miel o un batido de frutas, por ejemplo.

como tener mas energia

7. No apuestes por la cafeína

Nada más llegar a la oficina, nos servimos el primer café -el primero ya lo hemos tomado en casa o de camino al trabajo. Bien, te parece que empiezas a activarte, pero a la diez de la mañana estás de nuevo bostezando frente a la pantalla del ordenador y te preparas para el tercero o cuarto café de la mañana. Según NHS, este hábito no es saludable. Por un lado, produce una sensación de activación solo momentánea; por el otro, el alto consumo de bebidas estimulantes, con el tiempo, aumenta el riesgo de enfermedades. Tomar agua o algún zumo natural, sera mucho más saludable y nos hidratará mejor.