El colágeno hidrolizado es un complemento alimenticio que ayuda a mantener tus huesos, articulaciones y tendones fuertes. Además también mejora la apariencia de la piel, devolviéndole elasticidad. A partir de los 30 años, nuestras células empiezan a producir menos colágeno, lo cual se manifiesta con las primeras arrugas, molestias en articulaciones o aparición de lesiones deportivas.

¿Qué ocurre con el deporte a partir de los 50 años?

Aunque no lo creas, puedes practicar deporte con la misma facilidad que cuando tenías 20 años o que cualquier otra persona joven. Solo has de conocer tu cuerpo, adaptarte a los procesos naturales de envejecimiento y ponerle solución con los consejos que luego veremos. Pero primero necesitas conocer algunos problemas que pueden manifestarse a partir de los 50:

Falta de flexibilidad: no suele ser un problema en las personas con músculos fuertes. Pero el sedentarismo hace que nuestros músculos pierdan elasticidad, apareciendo dificultad de movimientos, fatiga… la falta de elasticidad muscular se está observando ya en personas de 30 años que no practican deporte. ¿La solución? ¡No dejes de moverte!

Osteoporosis: a partir de los 50, especialmente en mujeres, aparece la degeneración ósea conocida como osteoporosis. Lamentablemente, no produce síntomas hasta que es demasiado tarde, en forma de fracturas, aunque se trate de un golpe o caída sin importancia.

Artritis: consiste sobre todo en dolor e inflamación de las articulaciones y puede deberse a una enfermedad o al continuo desgaste de ciertas articulaciones. Una sencilla analítica en el médico puede desvelarlo.

Falta de lubricación articular: aunque a veces se manifiesta como la artritis, no tiene nada que ver, pero puede llevar a un peligroso desgaste de la articulación.

Consejos para estar en forma a partir de los 50

No puedes volver atrás en el tiempo, pero puedes aprovecharlo de la mejor forma para que juegue a tu favor. Por eso, a esta edad aprovecha los beneficios del deporte para la salud de esta manera:

Sométete a un buen chequeo médico: coméntale a tu médico si crees que puedes tener alguno de los problemas que mencionamos y aprovecha también para ver cómo están tus niveles de colesterol, azúcar, hematocritos… si lo crees necesario, pregunta también por pruebas de la función cardiaca. Verás que tu médico estará encantado con que seas tan previsor y te dará las recomendaciones necesarias.

Buena alimentación: ya lo sabes, somos lo que comemos. Consume productos naturales de la dieta mediterránea: frutas, verduras, pescado, aceite de oliva… y evita las grasas saturadas y azúcares refinados.

Calentamiento antes del ejercicio: el calentamiento favorece la lubricación de las articulaciones, evitando su desgaste y todos los problemas que puede causar este desgaste.

Tomar los suplementos adecuados: puede que te haga falta vitamina D para combatir o prevenir la osteoporosis, colágeno para evitar el desgaste de articulaciones y mejorar el estado de los tendones y ligamentos.

¿Ves qué fácil es ponerse en forma a partir de los 50? Solo tienes que conocer tu cuerpo un poco mejor y ya sabes, no pares de moverte. Con nuestro colágeno hidrolizado verás cómo desaparecen las molestias en tus músculos o articulaciones y, ¡disfruta del deporte sin sentir el paso del tiempo!