El colágeno es una proteína, y representa el 25% de las proteínas de nuestro cuerpo.  El cuerpo la genera de forma abundante y se encuentran formando parte del tejido conjuntivo en tejidos y órganos, principalmente la piel, ligamentos, huesos, uñas y pelo. No obstante, a partir de los 25 años empezamos a producirla en menor cantidad, y a los 40 ya producimos la mitad que a los 20. Entonces, ¿qué podemos hacer ante la inevitable bajada de producción natural de colágeno? La respuesta es sencilla: a través de complementos alimenticios, como Colvitae.

Al tratarse de una sustancia que ayuda a músculos y huesos, muchos expertos recomiendan empezar a tomarlo, como tarde, a partir de los 25 años, especialmente si se practica deporte con frecuencia. Los complementos de colágeno hidrolizado se obtienen mediante tratamiento enzimático, cosa que hace que el producto tenga más biodisponibilidad; es decir, es fácil de digerir, absorber y utilizar por el organismo.

Esto es especialmente importante para aquellos que realizan actividades intensas, como los deportistas profesionales o quienes practican deporte todas las semanas. Para todos ellos, el colágeno ayuda a:

  • Prevenir lesiones deportivas.
  • Reducir el dolor articular.
  • Mejorar la elasticidad y movilidad de las articulaciones.
  • Prevenir y aliviar los síntomas de la osteoartritis.
  • Reparar, regenerar y fortalecer la estructura de ligamentos, tendones, articulaciones y huesos.

Dentro de nuestros productos encontrarás Colvitae Sport, una solución de Colágeno especialmente indicada para deportistas. Está enriquecido con diversos elementos que lo convierten en una solución de lo más completa:

  • Magnesio: ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga. Contribuye también al funcionamiento normal de los músculos y del sistema nervioso.
  • Vitamina C: contribuye a la formación de colágeno para el funcionamiento normal de los cartílagos, los huesos, la piel y los vasos sanguíneos. También ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga, así como mejorar la absorción del hierro.
  • Vitamina B3: contribuye al metabolismo energético normal. Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Vitamina B2: contribuye al metabolismo energético normal y al metabolismo normal del hierro. Contribuye a la protección de la células frente al daño oxidativo. Ayuda a disminuir el cansancio y la fatiga.
  • Vitamina D3: contribuye al funcionamiento normal de los músculos. Contribuye al mantenimiento de los dientes en condiciones normales y al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

¿Te has decidido? ¡Haz clic aquí y haz tu pedido!