¿Te imaginas tomarte un zumo de frutas con hielo delante del mar? No hay nada mejor para combatir el calor del verano que las bebidas refrescantes y saludables. Te hacemos varias propuestas deliciosas para que empieces desde hoy a disfrutar. ¡Toma nota!

La hidratación es esencial en verano

En verano, debido al aumento de las temperaturas, aumentan las posibilidades de sufrir una deshidratación, por lo que es recomendable beber dos litros de agua. Sin embargo, no podemos olvidar que el agua está presente de muchas formas: en las infusiones, en las frutas y verduras, en las sopas frías. Por lo tanto, los refrescos naturales contribuirán a mantener nuestro organismo hidratado.

Algunas ideas para refrescos caseros saludables para combatir el calor

Cualquier ocasión es buena para los refrescos naturales y saludables, una cena con amigos, una comida con tu pareja, un aperitivo… Te proponemos algunas ideas que podrás hacer en tu propia casa:

  • Una limonada con un toque especial. Junto a la tradicional limonada de agua, zumo de limón y hierbabuena, puedes probar otras opciones como la de piña con jengibre (piña, zumo de limón, jengibre y estevia); la de sandía y menta (zumo de limón y de sandía con hojas de menta y estevia); la de frambuesa (zumo de limón, frambuesas, hierbabuena y estevia).
  • Un té helado y original. El té es una bebida sana que se puede beber durante todo el año y en verano con un poco de hielo se convierte en una bebida refrescante para cualquier momento. Puedes probar un té moruno, con té verde, estevia y menta, y hielo. Otra infusión muy refrescante es el rooibos con hielo. Puedes darle un toque original con flores de hibisco y miel.

refrescos caseros

  • Un granizado con un sabor de siempre. Además de las recetas de refrescos más novedosas, no podemos olvidar los clásicos del verano: el granizado de limón (zumo de limón, agua, hielo y estevia) o el granizado de café (bebida de café, hielo y estevia).
  • Un lassi de mango. El lassi es una bebida de origen asiático que combina yogur y frutas. Puedes hacer el clásico lassi de mango con un toque especiado, para lo que vas a necesitar: un mango maduro, yogur griego, cardamomo molido, zumo de limón, azafrán, leche o bebida vegetal, hielo y stevia. Si quieres que sea aún más refrescante puedes cortar y congelar el mango unas horas antes.
  • Un smoothie de melocotón. Si hay algo que está de moda en verano son los smoothies y es que la combinación de yogur y frutas frescas no solo es irresistible, sino también muy refrescante. Para esta bebida necesitarás: melocotones maduros, yogur griego, leche, zumo de limón, sirope de ágave y menta.
  • Un zumo verde. Los zumos verdes no solo aportan los nutrientes que necesitamos sino que en verano pueden convertirse en uno de nuestros refrescos caseros favoritos. Combinan frutas y verduras para aportarte energía durante todo el día, por lo que son perfectos para desayunar, por ejemplo. Puedes optar por un zumo verde antioxidante con pepino, manzana verde, apio, lechuga, cilantro y limón, o por un batido refrescante con melón, manzana, espinacas, menta y agua.

Para apostar por la salud puedes evitar el azúcar y probar los refrescos que te hemos propuestos sin edulcorantes. También puedes elegir edulcorantes naturales como la estevia o el jarabe de ágave.

Cualquiera de los refrescos caseros es una buena opción para tomar Colvitae Beauty, un complemento alimenticio con colágeno, ácido hialurónico, vitamina C, calcio y magnesio, para mantener una vida activa y un cuerpo sano.

¿Qué te parecen nuestras recetas? ¿Qué refrescos tomas tú en verano?