Piel flácida, celulitis, arrugas, varices… La edad no perdona y sus efectos se notan poco a poco con el paso de los años, sobre todo en la piel. Una de las causas es la pérdida de colágeno. Te contamos qué puedes hacer para atenuarla y sentirte más joven. ¡Sigue leyendo!

¿Qué causa la pérdida de colágeno?

Existen diversas causas que pueden producir la pérdida de colágeno en nuestro organismo, entre las más importantes destacamos las siguientes: 

  • La edad. Entre los 20 y los 25 años nuestro cuerpo reduce la producción de colágeno de forma que a partir de los 40-50 años comienzan a sentirse dolores en las articulaciones y aparecen arrugas en la piel. 
  • El estilo de vida. Una alimentación poco sana o el consumo de alcohol y tabaco pueden afectar al envejecimiento de la piel. 
  • La exposición solar excesiva. A muchas personas les gusta tomar el sol, sobre todo cuando hace buen tiempo, pero hay que hacerlo con precaución y con un protector solar adecuado ya que además del riesgo del cáncer de piel, la piel envejece de forma muy rápida si tomamos el sol en exceso
  • Los genes. Nuestra herencia genética también puede influir en la pérdida de colágeno que se puede producir antes de tiempo y causar envejecimiento prematuro
  • La práctica de deportes de alto impacto. Las personas que practican de forma habitual deportes de alto impacto pueden sufrir un desgaste precoz en sus articulaciones. 

¿Qué efectos tiene sobre la piel la pérdida de colágeno?

Cuando la piel pierde colágeno por alguna de las causas que hemos visto, se producen efectos como: 

  • La flacidez que suele aparecer en el cuello, los párpados, la cara interna de los muslos y de los brazos, el abdomen y los glúteos. 
  • La formación de arrugas. 
  • La pérdida de elasticidad. 
  • La aparición de varices. 
  • La pérdida de volumen de la piel. 

Estos son solo algunos efectos en la piel, pero la pérdida de colágeno tiene efectos también en el cabello, las uñas, las articulaciones o la vista. 

Desayuno sano ayuda a perdida de colageno
Para atenuar los efectos que tiene la pérdida de colágeno incluye alimentos ricos en colágeno a tus menús diarios

¿Qué puedes hacer para evitar la pérdida de colágeno?

Para atenuar los efectos que tiene la pérdida de colágeno sobre la piel y el organismo, podemos tomar una serie de medidas como las siguientes: 

  • Incorporar el colágeno hidrolizado a tu dieta. Puedes elegir un complemento alimenticio a base de colágeno como Colvitae, formulado en una presentación soluble para incorporarlo de forma más práctica en tu rutina y alimentación. Lo puedes tomar con algún líquido frío como batidos de frutas, zumos, infusiones frías etc. Lo puedes tomar por la mañana o en otro momento del día y respetando siempre la dosis diaria recomendada, que en el caso de Colvitae es de 10 gramos al día. La edad indicada para empezar a tomar colágeno es a partir de los 35 años. 
  • Incluir alimentos ricos en colágeno a tus menús diarios. Elige una dieta sana y equilibrada y elabora menús diarios que incluyan huevos, carne magra como pollo o pavo, legumbres (garbanzos, judías o lentejas), gelatina, fruta con antioxidantes como el kiwi o la fresa o verduras como el brócoli. 

En definitiva, se trata de llevar una vida sana, evitar alimentos ricos en grasas saturadas o azúcares, dejar de fumar, controlar el consumo de alcohol y hacer ejercicio físico a diario. 

Frenar la pérdida de colágeno te permitirá prevenir dolores en las articulaciones, reducir los efectos del paso del tiempo en la piel, prevenir la osteoporosis y, en definitiva, sentirte mejor y más sano.