Con la llegada del verano, muchas personas se sienten más vitales, quizás por el aumento de las horas de luz o por el calor que nos hace pensar en las vacaciones y todas las actividades que nos esperan con amigos y familiares. Para las personas que sufren de una mala circulación, en cambio, esta estación no es de las más agradables ya que el calor acentúa ciertos problemas como las piernas hinchadas.

La sensación de pesadez e hinchazón en tobillos y piernas es algo bastante molesto que afecta sobre todo a las mujeres. ¿Qué se puede hacer para aliviar esta incómoda sensación?

El problema puede ser de origen patológica o no patológica y es importante consultar el propio médico si aparece de improviso y se asocia a problemas de tensión o respiratorios.

La retención de líquidos no patológica, que causa el aumento de volumen en las extremidades inferiores aparece cuando las temperaturas son muy altas. Con el calor las venas se dilatan y el retorno sanguíneo hacia el corazón se hace más lento y difícil.

Si con el aumento de las temperaturas percibes cierta pesadez en tus pierna, los ejercicios que te proponemos a continuación te ayudarán a mejorar la apariencia de tus pies y tobillos y aliviarán tus piernas.

Ejercicios exprés para mejorar la circulación

Ejercicio 1. Sentada en el suelo con la espalda recta, apoya las manos en el suelo detrás de tu espalda y levanta las piernas extendidas unos 30 cm del suelo. Empieza a hacer círculos con los pies, primero en un sentido, luego hacia el otro. Haz el ejercicio durante un minuto o incluso más si puedes.

Ejercicio 2. En la misma posición del ejercicio anterior, ahora extiende los pies en punta y luego flexiónalos de modo que los dedos de los pies miren hacia ti. Alterna estos movimientos durante otro minuto.

Ejercicio 3. Ahora apoya las piernas en el suelo, sigue sentada con las piernas estiradas y realiza unos masajes circulares con las manos, suavemente, empezando desde la punta de los pies y subiendo hasta las rodillas.

Ejercicio 4. Túmbate en el suelo cerca de una pared. Tendrás que mantener las piernas levantadas a 90 grados apoyándolas completamente en la pared. Cuanto más logres acercar el coxis a la pared más beneficioso será el ejercicio. Quédate en la posición durante unos 3 minutos.

Ejercicio 5. Ponte de pie con las piernas ligeramente separadas y los pies paralelos. Inspira y al mismo tiempo, levanta brazos y sube sobre las puntas de los pies. Expira y baja los brazo llevando el peso del cuerpo hacia los talones. Continúa la práctica a tu ritmo y repite al menos diez veces.

Puedes repetir esta serie de ejercicios todos los días incluso cuando no sientes molestias. Te ayudará a mejorar el flujo sanguíneo y evitar el hinchazón a lo largo del día.

¿Qué puedes hacer para evitar que piernas y tobillos se hinchen?

Estos ejercicios pueden ser muy efectivos para paliar esta incómoda sensación, pero si sueles sufrir de retención de líquidos con la llegada del calor seguir ciertos hábitos te ayudará a atenuar sus efectos negativos.

  • Cuidar la alimentación es el primer paso. Aumentar el consumo de frutas y verduras, beber mucha agua y reducir la ingesta de sal y alimentos procesados te ayudará a mejorar la circulación, y no solo.
  • Tomar colágeno es otra opción a tu alcance para prevenir los efectos de la retención de líquidos y la pesadez de piernas. El colágeno, de hecho, ayuda a mejorar la elasticidad de venas y arterias fortaleciendo las paredes y mejorando su elasticidad.
  • Hacer deporte frecuentemente ayuda a mantener tu cuerpo en forma. Especialmente las personas con tendencia a la retención de líquidos podrán apreciar todos los beneficios de practicar deporte de forma constante. Nadar, ir en bici o correr son ejercicios ideales para prevenir las piernas hinchadas y fortalecer el sistema circulatorio.

Si ya sigues las pautas para un estilo de vida más saludable, pero tu trabajo te obliga a pasar mucho tiempo de pie o sentada, intenta hacer pequeñas pausas cada hora para estirarte y estimular la circulación.