En nuestro blog ya hemos hablado de por qué los niveles de colágeno se reducen con la edad. Se trata de un proceso fisiológico que se puede prevenir gracias a una correcta alimentación y el uso de suplementos. Algunos alimentos más que otros nos ayudan a prevenir los efectos del envejecimiento e incluso permiten estimular la producción de colágeno.

¡Conoce los 5 alimentos ricos en colágeno que cuidan tu salud y belleza!

5 alimentos ricos en colágeno

Las sardinas y el pescado azul en general son alimentos ricos en colágenoEl colágeno representa el 25% de las proteínas presentes en el cuerpo humano. Se produce en las células a partir de aminoácidos esenciales como la lisina, la prolina y la glicina.

Algunos alimentos son especialmente indicados para estimular la producción de colágeno porque contienen buenas dosis de estos aminoácidos y otras sustancias antioxidantes:

  1. Limón. Este fruto es conocido por su alto aporte de vitamina C, un antioxidante de vital importancia para combatir los radicales libres e indispensable para la síntesis de colágeno.
  2. Carnes magras y pescado azul (sobre todo salmón salvaje y atún) son alimentos ricos en lisina, un aminoácido básico en la composición del colágeno. Los pescados, además, aportan buenas dosis de ácidos grasos omega 3 con beneficios para la piel.
  3. Legumbres. Judías, lentejas, garbanzos y el resto de alimentos de esta categoría contienen buenas cantidades de glicina. Otro aminoácido esencial para la producción de proteínas.
  4. Cacahuetes. Estas raíces que se suelen considerar frutos secos son ricas en sales minerales, vitaminas (A y B), proteínas y ácidos grasos insaturados.
  5. Frutas y verduras de color morado, rojo y naranja. Todos los vegetales, pero especialmente aquellos con estas características tienen alto contenido en antioxidantes. Proporcionan sustancias básicas para la producción de colágeno y actúan previniendo los efectos del tiempo

¿Una buena alimentación es suficiente?

El limón contiene vitamina C, alimento necesario para la síntesis del colágeno en el organismo

En condiciones de salud normales, si consumes alimentos orgánicos con un alto valor nutricional y sigues un estilo de vida saludable (haces ejercicio todos los días, no fumas, no consumes alimentos procesados, azúcar. no tomas alcohol) tu cuerpo recibirá los estímulos y sustancias para producir colágeno.

Si cumples con todas las recomendaciones anteriores, ¡enhorabuena y sigue así! En caso contrario, no desesperes. Todos sabemos que lograr juntar todos estos elementos en el día a día es complicado en la práctica.

Lo ideal es intentarlo, claro, y aprovechar los beneficios de suplementos de calidad para integrar la carencia de nutrientes en la dieta o atenuar los efectos de la edad.

También, hay que tener en cuenta que la edad no es el único factor de deterioro del colágeno:

  • Períodos de fuerte estrés tienen efectos degenerativos sobre el organismo. Afectan la producción de colágeno causando el envejecimiento precoz de la piel, cabello y uñas, y otras consecuencias.
  • La exposición a los rayos del sol sin la protección adecuada degenera el colágeno presente en la piel y aumenta la aparición de arrugas y otros signos de la edad.
  • La vida sedentaria afecta la mayoría de los procesos fisiológicos y llega a afectar los procesos de producción de colágeno.
  • Por lo contrario, las personas que tienen una vida muy activa a nivel físico desgastan más fácilmente sus reservas de colágeno.
  • Lo mismo ocurre en las personas mayores, cuya producción de colágeno disminuye notablemente y puede causar enfermedad como la osteoporosis.
  • El empobrecimiento del suelo causado por los cultivos intensivo y el consumo de comidas rápidas, desafortunadamente reducen la calidad de los nutrientes en nuestra dieta. Esto, como hemos visto, puede desequilibrar los niveles de colágeno en el organismo.

Integrar tu dieta con suplementos a base de colágeno hidrolizado y minerales es una solución fácil y segura a tu alcance. Eso sí, para que los resultados sean aún más satisfactorios, intenta seguir una dieta lo más equilibrada posible y cultiva hábitos saludables.