El invierno se acerca y este es el momento ideal para regalar a tu piel unos cuidados extra. Sobre todo si tienes la piel sensible, te sugerimos prevenir para que tu dermis sufra menos durante la estación más fría del año. Sequedad, tirantez y sensación de picor son los efectos de los agentes atmosféricos sobre nuestra piel cuando las temperaturas bajan. ¿Cómo podemos preparar la piel para el invierno?

¿Por qué la piel sufre más en el invierno?

Cada piel es diferente y puede necesitar más o menos cuidados, pero la protección y la prevención nos permiten evitar muchas molestias. Sobre todo, aquella causadas por fenómenos climáticos. En otra ocasión te hemos hablado de los efectos dañinos del sol y los consejos para prevenirlos.

Es importante que también en el invierno, cuando aparentemente los rayos del sol parecen inocuos, sigas cuidando tu piel de la misma forma.

Por eso, te sugerimos nutrir tu piel con más intensidad. De modo que el frío, el viento y el aire más seco no perjudiquen su aspecto y puedas mantener tu cutis bien hidratada.

Consejos de belleza para preparar tu piel al invierno

hidratar la piel en invierno

Cuida la piel del rostro, pero no olvides las manos y los labios. 

Para que el invierno no deje huellas en tu piel, sigue estos consejos:

  1. Nutre la piel del rostro con una crema hidratante indicada para tu tipo de piel y edad. Es muy importante que tu piel reciba la hidratación que necesita para prepararse a superar el invierno sin sufrir demasiado.
  2. Las mascarillas representan un ritual indispensable que deberías repetir cada semana, justo después de una limpieza profunda (exfoliación). En este período puedes alternar mascarillas hidratantes y regeneradoras porque tu piel necesita unos cuidados algo más intensos.
  3. Las duchas muy calientes, aunque muy agradables, son desaconsejadas por el efecto deshidratante que el calor ejerce sobre la piel. Lo ideal es ducharse con agua templada y para el rostro el agua fría es aún mejor. Puedes probar la técnica de la ducha escocesa, que alterna el agua caliente y fría. Este método, además de mantener la piel más hidratada, ayuda a tonificar los músculos y activa la circulación.
  4. Cuando las temperaturas bajan ¿te cuesta beber agua? Añade sopas e infusiones en tu dieta y sigue hidratándote. Tanto en el invierno como en verano el agua es fundamental para mantener la piel joven y un cuerpo sano.

    cuidar la piel del frio

    Los suplementos como Colvitae ayudan a prevenir a prevenir y aliviar los efectos del frío sobre la dermis.

  5. Cambia tu dieta introduciendo más alimentos de temporada. Frutas, verduras, frutos secos típicos de este período te proporcionan los nutrientes ideales para proteger tu piel en los meses más fríos.
  6. Los suplementos también pueden ayudarte a prevenir y aliviar los efectos del frío sobre la dermis. Eso sí, tienes que ser constante y asociarlos a un estilo de vida equilibrado para que sean más eficaces y tu piel se mantenga sana y tersa por más tiempo.
  7. Parece obvio, pero cubrirse es fundamental cuando hace frío. Las barreras físicas son una excelente arma de defensa en tus manos para evitar el envejecimiento precoz que el viento, el frío y el sol causan sobre la piel.
  8. Cuida la piel del rostro, pero no olvides las manos y los labios. Lleva siempre contigo una crema para las manos y un protector labial para aplicarlos varias veces a lo largo del día. Así evitarás esa molesta sensación de sequedad y mantendrás ese aspecto agradable gracias a una piel sana e hidratada.
  9. Practica ejercicio. El movimiento muscular activa la circulación y la oxigenación también en la superficie dérmica. Gracia a una rutina de deporte diaria tu piel estará más hidratada y sana.
  10. Regálate unos cuidados extra por las noches. Añadir unas gotas de aceite puro de rosa mosqueta en tu crema de noche habitual añadirá más propiedades hidratantes y calmantes. Este aceite es muy indicado para la protección de la piel y para la prevención y tratamiento de manchas y arrugas.

¿Qué te parecen estos consejos? Te esperamos en los comentarios para conocer tus secretos de belleza para una piel sana e hidratada en el invierno.