¿Remedios para quemaduras solares? Estos son los más eficaces

¿Remedios para quemaduras solares? Estos son los más eficaces

Para hacer frente al problema de las quemaduras solares, lo más recomendable es evitarlas. Las quemaduras provocadas por los rayos UV son la causa principal del envejecimiento precoz de la piel y pueden dar lugar a problemas más serios como el melanoma. Por eso, la prevención, aunque pueda sonar raro, es el primer remedio y el más eficaz contra este inconveniente. Los pasos para una correcta exposición al sol los puedes repasar en este artículo y, si el daño ya está hecho, intenta actuar lo más pronto para aliviar la sensación de escozor y frenar la inflamación.

6 remedios para quemaduras solares

Si te has quedado dormido bajo el sol, has aplicado mal el protector o has bajado la guardia en un día nublado, puede que tu piel se haya puesto muy roja. Este proceso es debido a la reacción de la dermis frente a la agresión de los rayos UV.

En una segunda fase, a causa de la deshidratación de las células empezarás a notar esa molesta sensación de tirantez e incluso dolor, según el nivel de inflamación. Las pieles más sensibles pueden reaccionar con la formación de ampollas que si llegaran a inflamarse podrían producir lesiones y cicatrices.

Frente a una quemadura importante que causa dolor, siempre es aconsejable consultar un especialista. Si sientes la piel un poco inflamada después de un día en la playa o en la montaña, estos remedios para quemaduras solares pueden ayudarte a rehidratar y aliviar la inflamación:

  1. Aplicar frío. Este es el primer paso frente a una quemadura. El frío ayuda a bajar la temperatura y reducir el estado inflamatorio, aliviando también la sensación de dolor. Se pueden aplicar bolsas de hielo o tomar duchas frías, evitando el uso de geles de ducha o jabones que podrían irritar la piel ya sensible empeorando la situación.
  2. Una vez calmada la inflamación, la piel necesita restablecer su hidratación. El uso de cremas after sun puede ayudar a frenar la deshidratación celular y contribuir a la reparación celular. Evitar cremas y aceites demasiado grasos, que obstaculizan la transpiración e impiden que la piel se enfríe.
  3. Si buscas un aliado más natural para refrescar la piel y acelerar el proceso de reparación de la piel, el gel de Aloe vera es muy recomendable. En las farmacias y en tiendas de cosmética la encuentras en geles y cremas. Busca productos que contengan un alto porcentaje de extracto de Aloe vera para asegurarte de su eficacia.
  4. La Manzanilla y la Lavanda son dos plantas que poseen excelentes propiedades antiinflamatorias a nivel tópico. Busca productos after sun que las contengan o compra aceites esenciales de Manzanilla y Lavanda y añade algunas gotas en tu crema hidratante siguiendo las indicaciones de tu farmacéutico de confianza.
  5. Otro remedio para las quemaduras solares consiste en aplicar sobre la zona inflamada compresas de agua y Avena fresca. Se mezclan unas 5 cucharadas de harina de avena en un recipiente con un litro de agua fresca y se empapa una gasa que se aplicará sobre la piel. Se recomienda utilizar agua filtrada y recipientes limpios.
  6. Tomar muchos líquidos es muy importante en verano y, tras una larga exposición al sol aún más. Como hemos dicho, la hidratación es importante para la regeneración de la piel y hay que actuar también aumentando la disponibilidad de agua en el cuerpo. Beber agua, tomar zumos y batidos, comer frutas y verduras de temporada, además, te ayudará a calmar otros síntomas como el dolor de cabeza y la sensación de calor que no te deja descansar.

El sol es un elemento precioso para la salud y no hay que tenerle miedo, pero sí hay que seguir las correctas precauciones para mantener la piel sana y joven. Y tú, ¿cómo proteges tu piel en verano?

20% de descuento en tu primera compra

Suscríbete a nuestro newsletter y consigue un 20% en tu primera compra de colágeno. CUPON20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *